Rescatando a una perra embarazada y desnutrida: Un Encuentro Conmovedor Mientras Salta a mi Coche, Desesperada por Ayuda.

Rescatando a una perra embarazada y desnutrida: Un Encuentro Conmovedor Mientras Salta a mi Coche, Desesperada por Ayuda.

 

Fue una tarde hermosa cuando la Associazione Ohana y su familia estaban dando un paseo por el campo. Mientras conducían por un estrecho camino de tierra, de repente notaron a un perro delgado y desnutrido persiguiendo su coche, ladrando pidiendo ayuda. El corazón de la Associazione Ohana se conmovió por el perro, y rápidamente se detuvieron para ver qué le pasaba.

 

 

Cuando salieron del coche, vieron que la perra estaba muy embarazada y parecía estar angustiada.

 

 

Su pelaje estaba enmarañado y estaba cubierta de garrapatas. La Associazione Ohana sabía que tenía que ayudar, así que se acercó lentamente al perro, tratando de calmarla. Para su sorpresa, el perro eга muy amigable y permitió que la Associazione Ohana se acercara a ella. Con cuidado, la llevaron en su coche y la llevaron de vuelta a su hogar. Inmediatamente llamaron al veterinario para que viniera a examinarla.

 

 

El veterinario сoпfігmó que la perra estaba desnutrida, tenía la sangre infectada y estaba cubierta de garrapatas. Pero el veterinario también сoпfігmó que estaba a punto de dar a luz en cualquier momento. Le pusieron el nombre de Bea y le proporcionaron una cama cómoda y mucha comida y agua. Después de un día de descanso, Bea comenzó el parto. La Associazione Ohana y su familia quedaron asombrados al ver que Bea dio a luz a 10 hermosos cachorros.

Día 2: A pesar de su enfermedad, Bea fue una excelente madre, cuidando con atención a sus recién nacidos, asegurándose de que estuvieran limpios, calientes y bien alimentados.

Día 8: Los 10 hermosos cachorros han sido cuidadosamente atendidos, y su salud es muy buena. Duermen bien y beben mucha leche.

Día 45: Todos fueron vacunados con la primera dosis de la vacuna. 21 días después, se administró la segunda dosis de la vacuna.

 

 

Día 60: Incluso encontraron hogares amorosos para cada uno de los cachorros, pero sabían que no podían dejar ir a Bea.

Bea se había convertido en parte de su familia y la querían mucho. A pesar de todo por lo que había pasado, siempre fue amigable y agradecida por el cuidado que recibió. La Associazione Ohana y su familia se aseguraron de que Bea recibiera la mejor atención médica y todo el amor que merecía.

Al final, Bea se recuperó por completo y vivió una vida larga y feliz con la Associazione Ohana y su familia. Permaneció una madre maravillosa y amigable que había superado mucho y había mostrado el verdadero significado de la resiliencia y el amor incondicional.

[Video:]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *